ALTA per la sostenibilità

L’impresa di domani o sarà sostenibile o non avrà modo di esistere.

Lo pretende il mercato: oltre un terzo dei potenziali acquirenti considera la sostenibilità un fattore decisivo almeno quanto qualità e prezzo.

In questo contesto è indispensabile cambiare radicalmente la propria visione e il proprio modo di fare impresa: non avere un focus miope sul ’ritorno immediato’, ma ragionare a più ampio respiro, con una visione di lungo termine.

Per ALTA, azienda friulana di design dedicato agli spazi cucina e living, è assolutamente necessario pensare ad una strategia olistica, che coinvolga tutti gli aspetti rilevanti per il benessere degli individui, in primis la volontà di preservare l’ambiente e di valorizzarlo a beneficio delle comunità locali.

 

 

Si tratta di etica d’impresa e non di profitto: azioni ad impatto negativo sull’ambiente, perseguite con l’obiettivo di recuperare efficienza e minimizzare i costi industriali nell’immediato, risultano estremamente dannose, per sé stesse, ma anche in termini di coscienza sociale e reputazione. Sono, infatti, scorciatoie che si ritorcono contro l’azienda nel medio e lungo periodo, fino a minarne la posizione competitiva e la stessa sopravvivenza.

A questo proposito, poter contare sulla presenza di una imprenditorialità con governance a carattere familiare è garanzia di un approccio differente e virtuoso, orientato al lungo termine, senza la necessità di forzature nel breve.

Tale dato, che può apparire contro-intuitivo, trova la propria ragione d’essere nella visione plurigenerazionale della proprietà e non speculativa.

E questa è anche la filosofia di ALTA: porre grande attenzione agli interlocutori coinvolti nei processi, conoscere i propri stakeholders e agire di conseguenza.

Gli strumenti messi in campo? Farsi promotori in primis di una crescita culturale interna, condivisa da tutta l’organizzazione, generando valore per gli stakeholders a tutti i livelli: di brand, di prodotto, nel servizio e soprattutto nelle relazioni fra le parti.

Questa è la mission dell’azienda: per ALTA la produzione sostenibile non riguarda solo le emissioni nell’ambiente, ma include tutto il ciclo produttivo e soprattutto gli attori coinvolti nel processo. Essere sostenibili per l’impresa friulana non si limita solo alla scelta di pannelli in particelle di legno riciclate, di vernici all’acqua, di materiali riciclabili come alluminio, vetro e acciaio, di imballaggi in cartone certificato FSC, anch’esso totalmente riciclabile, di impianti adeguati alle normative europee sull’ambiente; per ALTA, la sostenibilità è intesa soprattutto nei confronti dell’uomo che si relaziona e collabora con l’impresa, siano essi dipendenti, fornitori o clienti.

E anche l’ambiente che l’azienda ha voluto creare è in continua trasformazione ed evocativo: chi entra in ALTA è parte integrante di una famiglia che ogni giorno alimenta e preserva la propria casa. L’approccio distintivo dell’impresa mette l’uomo e le sue relazioni al centro, ricreando un ambiente pieno di luce naturale, con grandi openspace e desk, per dare il giusto spazio ad ognuno e permettere l’interazione tra gli individui per confrontarsi e collaborare. Prendersi cura e far sentire bene i propri collaboratori. Sono loro i primi ambasciatori, verso fornitori e clienti, testimoni di un approccio etico distintivo ancora per nulla scontato nell’attuale mondo del lavoro.

 

 

Rispetto per l’ambiente, per il territorio e per le persone. Questi principi fondamentali, inclusi nella mission di ALTA, costituiscono i punti cardine per lo sviluppo di un percorso orientato alla Sostenibilità. Un percorso in cui bisogna non solo rispettare e promuovere gli elementi chiave dell’economia circolare del ‘costruisco, consumo, riciclo e riuso’, ma anche sostenere e promuovere la creazione di cultura e valore per le persone e con le persone dell’azienda.

In sintesi, ogni volta che si dà inizio al processo di concezione e creazione di un nuovo prodotto per il mercato, ALTA inizia il percorso da una riflessione che ha come focus gli elementi fondanti della sostenibilità con l’obiettivo dichiarato di rispettarli ed implementarli nel miglior modo possibile. Come? Lavorando sulla riciclabilità di un materiale, sull’impatto degli impianti utilizzati, sulle procedure che devono essere adottate, sulle leggi di conformità richieste, sull’eliminazione di sostanze chimiche utilizzate, a difesa della salute dei propri lavoratori, e prodigandosi per la gestione della sicurezza di questi ultimi, senza escludere una valutazione dell’impatto a fine vita del prodotto stesso.

L’attenzione di ALTA sarà sempre più volta a consolidare questi concetti, per dare al mercato e ai propri clienti la garanzia dell’eccellenza del design e, nel contempo, di una scelta razionale e virtuosa. La sfida del futuro spingerà verso l’impiego limitato se non nullo di colle e prodotti sintetici in genere, l’utilizzo di materiali ultraleggeri nonché l’ottimizzazione dei volumi, che si potrà ottenere consegnando prodotti premium ma flat-pack, che vanno a ridurre l’impatto per i metri cubi trasportati, i mezzi circolanti per trasportarli e il relativo peso per la logistica e la movimentazione .

Tutto questo, però, ALTA lo vuole realizzare senza rinunciare a un design di prestigio e a finiture da alto di gamma, perché questo è il mantra di ALTA: creare prodotti di valore con persone di valore.

La islas de Alta Cucine: la belleza en movimiento

La cocina no es sólo un conjunto de muebles, contenedores, aparatos y accesorios, sino que es un entorno caracterizado por su propia naturaleza y personalidad, ligado a su razón de ser y a la funcionalidad requerida.

Con el Sistema 22, la cocina se convierte en un espacio abierto, modular, equipado, pero sobre todo flexible, capaz de transformarse según las necesidades que cambian con el tiempo, pero también durante el mismo día. Una combinación virtuosa que combina diseño, estilo y creatividad, respetando los principios fundamentales de la ergonomía, garantía de practicidad y comodidad para los que viven en la cocina.

 

 

Excelencia hecha en Italia

¿Cómo surgió la idea del Sistema 22? Es el resultado de la perfecta fusión de las habilidades técnicas, el know-how, típico de la artesanía Made in Italy, el diseño innovador y la clara conciencia de la cambiante funcionalidad requerida.

Una leyenda del diseño como Billy Baldwin solía decir que “Amueblar es el arte de disponer las cosas bellas de forma cómoda”, postulado que guió a Alta en la construcción del proyecto Sistema 22, concebido para organizar espacios interiores bellos, ergonómicos y luminosos, capaces de realzar y resaltar las relaciones entre las personas que interactúan en ellos, ambientes creativos que quieren ser fuente de inspiración para quienes los habitan.

 

Transformación y movimiento

El Sistema 22 está enriquecido con atractivas soluciones de sobrecarga. La inserción de los nuevos elementos deslizantes permite abrir, ampliar y adaptar la cocina, creando espacios modulares, útiles para usos diferentes a los habituales.

Las soluciones desarrolladas por Alta son elegantes, múltiples, versátiles y se combinan con una amplia y articulada variedad de tamaños, espesores, materiales, acabados y colores, dignos complementos de espacios de cocina distintivos pero inteligentes, donde elementos característicos como éstos añaden un indudable valor al entorno. Un entorno ya no estático, sino dinámico, que cambia de aspecto según la configuración que se elija, transformando una isla o una península con el simple deslizamiento de la tapa del bocadillo.

 

 

Un continuo descubrimiento

Como en un juego de abrir y cerrar, hacer desaparecer y reaparecer. El sistema 22 incluye mecanismos extraíbles que pueden integrarse en las islas con longitudes de entre 800 y 2100 mm de tapa útil, con pata con ruedas o mecanismos en la parte superior, que van a ocultar la tapa existente y con la posibilidad de ocultar el fregadero o la placa de cocción, obteniendo así un efecto de limpieza estética único.

Las soluciones técnicas actuales, además, permiten diseñar insertando esta práctica solución y ampliándola a anchos de hasta 2100 mm y profundidades de hasta 1200, con alturas entre 60 y 80 mm, gracias a los topes construidos con la técnica de plegado.

 

Refinamiento suspendido

Los materiales elegidos para vestir las tapas son los más puros: madera, gres, láminados, materiales nobles perfectos para el uso doméstico.

Y para los que no les gustan los soportes estéticamente invasivos o los elementos metálicos visibles, Alta permite, gracias al uso de soportes de última generación ocultos en los muebles o en el mismo suelo, obtener suspensiones incluso para las tapas de los refrigerios por encima del metro. El efecto creado es el de una mesa flotante, un toque moderno con un diseño extremadamente sofisticado.

El dinamismo concebido por Alta no sólo se limita a los planos horizontales, sino que se extiende a las líneas verticales.

De hecho, hay otra opción en el Sistema 22 para equipar las bases y unidades altas con tapas internas extraíbles, ocultas por cierres de solapa o escondidas en unidades altas con puertas empotradas. Esta estratagema le permite tener un mayor espacio de trabajo o incluso añadir una mesa sin sacrificar la preciosa superficie de su cocina.

El renombrado diseñador americano John Maeda ha codificado uno de los principios rectores que también inspiraron a Alta Cucine: “La simplicidad consiste en restar lo obvio y añadir lo que tiene sentido”. Las costumbres son la valla de la creatividad: no nos dejemos aprisionar por la costumbre, ¡sino que aprovechemos nuestro pensamiento lateral! Para innovar, para ser atractivo y atrayente, es necesario mirar todo desde una nueva perspectiva.

Sistema 22: diseño en absoluta libertad

Alta Cucine da vida a un proyecto modular y extremadamente flexible, que le permite crear su propia cocina personalizándola hasta el más mínimo detalle.

Libertad para pensar, dar forma a los espacios y llenarlos, dejándose guiar por el diseño y las necesidades funcionales, sin poner ningún límite a la creatividad. Todo esto es el Sistema 22. No un modelo de cocina sujeto al paso del tiempo, sino un Sistema universal, que se renueva constantemente en los acabados y se amplía en la modularidad, para ofrecer siempre nuevas soluciones y oportunidades. Las cocinas del Sistema 22 evolucionan a lo largo de los años, innovando y cambiando, dependiendo del gusto estético y las necesidades de las personas que las viven.

 

 

Infinitas combinaciones posibles

El deseo de Alta de buscar siempre una modularidad nueva y diferente ha llevado al Sistema 22 a enriquecerse progresivamente, hasta el punto de garantizar personalizaciones, posibilidades de tamaños y combinaciones casi infinitas.

Hoy en día es posible elegir entre más de 5000 artículos, disponibles en 10 anchos, 18 alturas y 4 profundidades diferentes (todos estándar). También es posible solicitar módulos a medida para personalizar la cocina según las necesidades específicas del cliente.

¿Cuál es otro punto fuerte? La perfecta integración entre los módulos, que da al diseñador una libertad de composición ilimitada.

 

Los matices de la materia

La gama de materiales, colores y acabados es también muy amplia. Cada cocina puede ser elegida entre 10 materiales diferentes, disponibles en 300 acabados, hasta laca con pinturas al agua, maderas personalizadas o lacados RAL.

Entre los materiales disponibles en el Sistema 22 están la madera, el vidrio, la cerámica, el aluminio, el acero, el aluminio brunito y varios materiales eco-compatibles como el pet o el vidrio técnico, el cuarzo, el dekton…

Alta se inspira en estos materiales que la naturaleza nos ha dado y les da una nueva forma, para ofrecer nuevos estados de ánimo sensoriales y elaborar una cocina hermosa y elegante, con colores suaves y discretos, como siempre ha enseñado la  Haute Couture hecha en Italia en el mundo de la moda.

Esta amplia variedad de propuestas se completa con la elección de accesorios funcionales. Los sistemas de LED, los paneles equipados y los mecanismos motorizados, de hecho, enriquecen aún más una gama ya muy amplia, gracias también a la asociación de Alta con las marcas más prestigiosas del sector.

El cliente, por lo tanto, juega un papel central en la filosofía de diseño de Alta. Cada 

ambiente se diseña según sus necesidades, de acuerdo con sus elecciones de estilo y los requisitos de espacio.

 

 

La cocina desde su punto de vista

Un proyecto de estilo coordinado y coherente, donde la arquitectura y el mobiliario se convierten en uno solo y donde cada ambiente está diseñado para los que vivirán en él. Materiales sofisticados, detalles preciosos, formas intemporales diseñadas para ofrecer una comodidad sorprendente.

Sistema 22 di Alta está diseñado para vivir incluso fuera del entorno de la cocina, creando un estilo coordinado y orgánico de mobiliario en el que cada detalle contribuye a hacer el conjunto único y extraordinario. Desde la cocina hasta la sala de estar, hasta las aplicaciones de los muebles de baño.

Este es el proyecto Alta Another view: una propuesta de valor basada en el estilo de Alta, un estilo moderno, guiado por la ergonomía y la sostenibilidad, en línea con las tendencias de diseño contemporáneas, pero absolutamente distintivo y reconocible.

Estanteria Open System: dibujar espacios sin límites

El espacio más allá del espacio, distintos volúmenes de diseño que se vuelven contiguos y continuos, superando la sensación de límite de la fisicalidad gracias a soluciones que liberan la perspectiva.

Open System: innovación centrada en la evolución

Después de Alubox, la puerta ultraligera de aluminio, Alta continúa explorando las aplicaciones de este noble metal. Cada vez más utilizado en el mundo del diseño por sus características únicas, el aluminio fue elegido por Alta Cucine para crear la estantería Open System, en línea con el camino de la sostenibilidad ambiental emprendido por la empresa. Preferimos, de hecho, el uso de materiales que no planteen el tema de la eliminación al final del ciclo, pero que garanticen la posibilidad de ser totalmente reutilizados.

Con esta nueva propuesta Alta amplía los horizontes de su Sistema 22 extendiendo la cocina a toda la zona de estar, el corazón latiente de cada hogar. Un rasgo de unión perfecto, para combinar los dos ambientes sin que parezcan dos mundos diferentes.

 

 

Ligereza y versatilidad de composición: una combinación perfecta

La concepción actual de los espacios, con pocas paredes y plantas abiertas, es extrema en los espacios abiertos y en las salas de estar abiertas a la cocina abierta, si por un lado es una garantía de amplitud y perspectiva, por otro lado renuncia a delimitar e identificar las diferentes áreas de la casa.

El poder tener un elemento como el Open System permite dividir sin prohibir, caracterizar sin limitar, contener sin cerrar, superar la idea de estantería divisoria para convertirla en un espacio funcional vertical. Todo esto sin renunciar al elemento fundamental de la arquitectura: la luz.

La verticalidad viene dada por los montantes hechos a medida, desde el suelo hasta el techo, que permiten una libre disposición de los elementos horizontales y seleccionar el número y la altura de los estantes. Existe una amplia gama de acabados con características originales, esencias de roble, olmo y nogal, lacas mate, brillos y metallescenti además de los laminados, para garantizar una perfecta integración estilística con el ambiente arquitectónico de cada habitación.

Sin limitaciones: la amplia modularidad, con alturas de hasta 3 metros y anchuras de los modulos hasta 2,70 metros, hace que Open System sea la solución ideal no sólo para los espacios urbanos típicamente pequeños, sino también para definir entornos extremadamente grandes como los lofts industriales o las aplicaciones direccionales.

 

 

Alta Another View: diseño a escala humana

En las extraordinarias circunstancias que hemos experimentado en este período pandémico, fue necesario repensar completamente nuestro espacio vital diario. Por esta razón, la nueva planificación tendrá que tener en cuenta los cambios en los estilos de vida, que verán las necesidades individuales y familiares conviviendo con las necesidades relacionadas con la profesión. Será esencial, por lo tanto, una innovación creativa de los espacios con una remodelación de los envases y contenidos. 

El concepto de òikos es muy relevante: este término, típico de la cultura griega, se refiere al hogar como unidad básica de la sociedad y encierra los valores de familia, hogar y de espacio protegido, tres valores distintos pero estrechamente relacionados.

En la concepción y planificación de los espacios, el hombre, con su personalidad, necesidades e ideas, vuelve a tener un papel protagonista. Como bien expresó el gran arquitecto Le Corbusier: Espacio, luz, orden. Estas son cosas que los hombres necesitan, como necesitan pan o un lugar para dormir”.

El cliente está en el centro de cada proyecto de Alta Cucine: garantizamos la máxima libertad de expresión a la creatividad, proponiendo un Sistema moldeable y adaptable a cualquier necesidad técnico-funcional y deseo estético, un Sistema rico en modularidad y en las múltiples combinaciones posibles de acabados y elementos materiales.

No es sólo una cuestión de muebles, sino de vivir bien hoy para construir el mundo del mañana que nos gustaría.

La puerta Alubox: una obra de arte hecha en Italia

La insoportable ligereza del aluminio se une a la eterna elegancia del vidrio y de la cerámica.

Un producto y sus funcionalidades son capaces de mejorar la existencia de las personas.

¿En qué sentido? Influyendo profundamente en las posibilidades de interacción con el entorno en el que se insertan y en la socialidad con otros individuos.

Esta observación ha transformado la forma de ser empresa  y la visión estratégica de Alta.

Como consecuencia de este cambio, de hecho, decidimos combinar el elemento técnico de la excelencia del producto con otros componentes, intangibles pero de valor extremo, capaces de dar fuerza a la centralidad del hombre: Responsabilidad Social y Sostenibilidad, Respeto por las personas y Esencialidad de la forma y el diseño.

 

 

En el signo de lo esencial: la puerta de Alubox

Es en este nuevo escenario de valores donde nace la idea y la realización del Proyecto Alubox, una confirmación más del principio “menos es más”. Un diseño que, a pesar de la definición de “mínimo”, se convierte en puro enriquecimiento, para un concepto de mobiliario de alta gama.

¿Los maestros que inspiraron nuestro invento? Le Corbusier, Mies Van der Rohe, Mondrian, Arne Jacobsen, Carlo y Tobia Scarpa, Antonio Citterio, Gabriele Centazzo y Giò Ponti. Todos estos arquitectos nos han enseñado y nos enseñan que el objetivo secreto se alcanza plenamente cuando hay una fusión entre el verdadero diseño moderno y atemporal y la ergonomía.

Con el fin de responder a la necesidad de máxima funcionalidad y delicadeza de las líneas, hemos trabajado en la desmaterialización del elemento físico, asegurando al mismo tiempo toda la compatibilidad y dando al diseñador plena libertad creativa y total flexibilidad en el panel de alternativas técnicas.

Con este innovador producto, diseñado y construido según los principios de la eco-compatibilidad, Alta integra la gama de soluciones para la cocina con un doble objetivo: permitir un diseño más amplio, recurriendo a nuevos elementos materiales, y proponer soluciones modernas de color que, gracias a su composición totalmente reciclable, respetan el medio ambiente.

 

 

Aluminio,  vidrio y ce cerámica

Un marco de aluminio, con un panel técnico como núcleo, una estructura única, fácil de limpiar, ligera y resistente, junto con un vidrio templado o, alternativamente, un elemento de cerámica con un grosor total de 4 mm.

La elegancia estilística y la transparencia del vidrio, la materialidad y las características técnicas específicas del gres hidrófugo ofrecen una completa libertad de configuración y pueden combinarse fácilmente con otros materiales prestigiosos como el olmo, el roble o el nogal, o bien con los lacados metallescenti, cuyo moderno acabado se adapta perfectamente a las diferentes tonalidades de los soportes Alubox.

La adopción de materiales puros en la estructura de aluminio de las puertas amplía la aplicabilidad de los mismos principios de diseño a las demás superficies de la cocina.

Por ejemplo, la elección de un Gres Laminam puede hacerse en combinación con las encimeras, para incluir también las islas. Esta combinación de superficies da una sensación de armonía monolítica al material utilizado, realzando el impacto visual de un solo color, una prioridad para aquellos que prestan atención al minimalismo en el diseño.

Un metal noble como el aluminio también representa una solución decididamente eco-compatible, apreciada por aquellos que prestan la máxima atención a su propio bienestar, en pleno respeto de la armonía con el medio ambiente natural. Alubox es “ligereza resistente”, que no teme al agua, al vapor o al calor.

 

 

Infinitas variantes y modularidad

Hay cuatro tonos de colores diferentes que Alta propone para el soporte del Alubox: aluminio bianco, bianco puro, grigio carbone y nero intenso, tonos ideales para integrarse perfectamente en la estructura general de la cocina.

La amplia modularidad, disponible en seis anchos, diecisiete alturas y también en alturas personalizadas de 229 a 260 cm, representa una libertad expresiva pura para un arquitecto o un diseñador de interiores y le garantiza la posibilidad de planificar sin limitaciones.

Con estas especificaciones específicas, el diseño modular también puede incluir elementos suspendidos y ofrecer la máxima libertad de composición y movimiento, tanto en dirección vertical como horizontal. Todas las opciones de acabado de metal brunito (como estantes finos, cajas abiertas o compartimentos de almacenamiento que se colocan entre los muebles bajos y los muebles de pared) se integran armoniosamente en el entorno.

Alubox combina la tecnología y la tecnicidad de materiales industriales como el aluminio con componentes artesanales como el vidrio lacado y la cerámica.

El resultado final es un producto con una singularidad todo hecho en Italia, una obra de arte rica en detalles que marcan la diferencia, un nuevo protagonista en el mercado del alto diseño.